viernes, 1 de octubre de 2010

El concepto de escasez y uso alternativo de los recursos

Los economistas han destacado siempre el importante papel de la escasez como característica fundamental en los problemas con los que se enfrentaba su investigación. La escasez de los recursos re­laciona dos aspectos diferentes: el de los fines o necesidades y el de los bienes para atenderlos o satisfacerlos.

La ordenación de las necesidades se vuelve requisito previo a sus satisfacción. El hombre, persigue una plu­ralidad de fines, estos fines generan deseos y necesidades que el hombre ordena según su importancia. La pirámide de necesidades elaborada por Maslow es una de las más utilizadas. Esta ordenación es previa a la utilización de los medios. Si el hombre no pudiese ordenar jerár­quicamente sus deseos y necesidades no podría aplicarse a su satisfacción, se encontraría como el asno de Buridán, que murió de hambre y sed porque, sintiendo ambas necesidades, no podía orde­narlas, situado como estaba ante la cebada y el agua.

Establecido este orden, se han de buscar los medios a cada fin. Los conceptos de necesidades y de bienes son así correlativos. Bien no es más que un objeto apto para satisfacer una necesidad, se entiende por tanto, que por bien no solo hay que entender los ob­jetos materiales, sino, asimismo, los servicios. En este sentido, debemos siempre tener en cuenta que el fin de la actividad econó­mica no es producir bienes, es satisfacer necesidades. La produc­ción por la producción se convierte en un absurdo económico.

Todas las necesidades humanas precisan de bienes -o servicios- con los que satisfacerlas, pero la conducta humana que emplea bienes para satisfacer necesidades sólo será económica, en primer lugar los bienes utilizados son escasos. y en segundo lugar  si los bienes uti­lizados son susceptibles de usos alternativos


La escasez de los medios para satisfacer las necesidades es casi una condición omni­presente de la vida humana. Y es precisamente esta limitación la que obliga a administrar adecuadamente los bienes de que dispone­mos. En otros términos: la administración de los recursos escasos de la sociedad humana constituye una exigencia obligada del dese­quilibrio entre los fines que los hombres pretendemos conseguir y los medios con los que cada sociedad cuenta. Esos medios o recursos escasos de los que la sociedad dispone constituyen su apoyo para obtener los bienes que aplicar a la satisfacción de las distintas necesidades. Los economistas denominan factores de producción a los medios que deben combinarse para lograr los bienes que aplicar a la satisfacción de las necesidades. Una característica adicional im­portante a la escasez de los factores productivos es que son sus­ceptibles de usos alternativos.